#FindYourWilderness En Primera Persona: Annie Millet

Quiero compartir con ustedes en esta oportunidad, mi experiencia como turista. 

La realidad es que he pasado los últimos 15 años tratando que los turistas lleguen a la Argentina o bien lleguen a recorrer nuestro país y siempre lo he visto desde otro lugar. 

Tuve la suerte, la maravillosa suerte, de estar en Bariloche en Septiembre 2019 cuando llegó un grupo de periodistas a la ciudad para realizar un FAM Press (viaje de prensa). Mi rol aquí fue el de coordinadora y anfitriona, y debía acompañarlos durante toda su estadía siguiendo el itinerario. Teníamos planificada una actividad full day con Wilderness Patagonia que se llamaba Descubrí la Estepa Patagónica. 

Tengo dos hijos viviendo en Patagonia, uno en Bariloche y otro en San Martín de los Andes, además de viajar a Bariloche desde que tengo 15 años (hoy tengo 81, es decir que son muchos años viniendo!) pero nunca había ido para el lado este de la ciudad, siempre al norte para ir a San Martín de los Andes o Villa La Angostura, o hacia el sur para ir a El Bolsón, Esquel pero jamás para el lado de la estepa y fue de las mejores impresiones y experiencias que tuve en mi vida. Desde ese momento, no hago más que decir y contar que realmente conocí la Patagonia. No la Patagonia turística con hoteles estupendos, restaurantes maravillosos y todo organizado con guías, sino con una persona que me llevó a sentir la Patagonia: Carlos Pelli, director de Wilderness Patagonia.

Nos entregamos confiando plenamente en Carlos y lo que había preparado para nosotros. Salimos desde el hotel en una 4×4, a Villa Llanquin por la carretera que bordea el valle del río Limay. En la 4×4 recorrimos los lugares más ESPECTACULARES, grandiosos, inmensos y profundos  que me pasó en la vida. Pasamos por formaciones geológicas y llegamos al cruce del río, pasamos un tradicional puente flotante y nos metimos en la estepa indómita. La sensación que yo tuve de conocer ESA Patagonia fue la misma que tuve al conocer las Cataratas de Iguazú o la primera vez que me subí al Tren de las Nubes, esas cosas increíbles que parecen que son mágicas. Paramos en un mirador y realizamos una corta caminata para admirar la magnífica vista y vimos 6 cóndores que nos pasaron tan de cerca!

En una curva que tomamos, nos encontramos con otra sorpresa terrenal: había un gazebo, una mesa, sillones… un aperitivo, almuerzo, maravilloso. Había entradas, café hecho con una maquina con baterías, variedad de bebidas, salmón, frutas, dulces… fue alucinante hacer esa parada en el medio de tanta belleza.

El grupo de periodistas argentinos que acompañaba, no podían creer que estaban descubriendo una parte del país que no sabían ni siquiera que existía. Bariloche es una ciudad con todo lo necesario, pero la estepa es un lugar que reúne todo lo experiencial. Yo nunca terminaré de agradecerle a Carlos esta experiencia en el viaje y espero poder realizar muchos más a futuro porque como plantea y presenta él y su equipo las experiencias y cómo él te hace sentir y vivir lo que estás presenciando es maravilloso. 

Yo siempre he dicho que no puedo vender lo que no conozco, no puedo promocionar lo que no viví, por eso es que he tratado siempre de conocer y experimentar todo lo que mi país tiene para ofrecer en la industria del turismo y la hospitalidad. La gente que trabaja con Carlos es impecable, profesional, soy una entusiasta total de la estepa patagónica y de las experiencias que me han hecho vivir. Nunca me canso de contarlo y repetirlo, cada vez que puedo, incito que la gente conozca esa otra manera de ver la Argentina profunda, la real, la que te conmueve, la que no está preparada para recibirte pero llegas inesperadamente al paisaje… y el paisaje te deslumbra. 

Gracias al equipo, pero especialmente a Carlos por esta inolvidable experiencia que quedó en mis mejores recuerdos.

Annie Millet, es una empresaria que desde muy chica supo imponerse con carácter para cumplir sus objetivos. Su vida profesional comenzó en la concesionaria familiar, luego se dedicó a los regalos empresariales y más tarde volvió a los vehículos, pero con el negocio del alquiler, hasta que consiguió la Master franquicia de Hertz en todo el país. Conocida y respetada en la industria del turismo durante 10 años se desempeñó como presidente de Destino Argentina (organización dedicada a posicionar al país en el mapa del turismo premium internacional).

LEAVE A COMMENT